Tales from the Galaxy’s Edge ‘VR ofrece lo que los parques temáticos de Disney no pueden


Conocer a Yoda realmente virtual es la guinda de este viaje lleno de blásters.

Si entras en Star Wars: Semejantes from the Galaxy’s Edge, la última coproducción de realidad virtual de ILMxLab de Lucasfilm y Oculus de Fb, pensando que vas a estar bien manejando los tiroteos con bláster por tu cuenta, de manera rápida te familiarizarás con la muerte. Cuentos es inexorable en su combate: los oponentes llegan veloz, frecuentemente y en números que deberían provocar un leve pavor. Acá es cuando aprendes que los droides recónditos que disparan láser (asistentes de combate de IA flotantes, esféricos y tirables que hallarás desperdigadas por el planeta) son tus mejores amigos (y sacrificios involuntarios).

Lanzamiento en la plataforma Quest de Oculus este jueves diecinueve de noviembre por $ veinticinco, Star Wars: Semejantes from the Galaxy’s Edge cumple la tentadora promesa de ILMxLab Vader inmortal serie. Esas 3 aventuras de realidad virtual episódicas y del tamaño de un mordisco les dieron a los jugadores una muestra de lo que podría representar morar por completo los amplios y amados mundos que componen el cosmos de Star Wars y encontrarse frente a frente con sus queridos personajes. Mas mientras que Vader inmortal dio una experiencia rigurosamente controlada y muy lineal, Cuentos se ramifica al sumergir a los jugadores en un planeta abierto, dando el género de libertad de exploración que muchos entusiastas habían deseado.

Y si, Cuentos toma sus señales de establecimiento mundial de los parques temáticos de Disney últimamente lanzados del mismo nombre. La experiencia de realidad virtual se desarrolla en el planeta Batuu «a las afueras de Black Spire Outpost» y, conforme el canon cronológico de la serie, la historia se sitúa en algún sitio entre los acontecimientos de Star Wars: Los últimos Jedi y Star Wars: El ascenso de Skywalker. En Cuentos, juegas como un técnico de reparación de droides que aterriza en el planeta una vez que tu carguero es atacado por los piratas Guavian Death Gang, dirigidos por Tara Rashin (con la voz de la excelente Debra Wilson), y ahora debe recobrar «la enigmática carga del navío».

Si eres un fanático de Star Wars, esta información es evidentemente vital para la historia en incesante expansión de la serie. Mas para los entusiastas más casuales, es algo simple de descartar. Tanto de tu tiempo dentro Cuentos con razón, se va a pasar pasmado con los lugares extraordinariamente detallados y los modelos de personajes expresivos: el dueño de Cantina, Seezelslak, con la voz de Bobby Moynihan, es un señalado particular con sus 6 ojos, que de alguna forma se va a olvidar de prestar atención a la narración. En cambio, deseará dejar atrás esos instantes de narración más sosegados para regresar a la acción. Esto es, en el momento en que aprendes a dominar Cuentos‘Mecánicas incontables y no demasiado bien explicadas.

Este es Seezelslak.  Querrás mirarlo fijamente.

Este es Seezelslak. Desearás mirarlo fijamente.

Imagen: captura / Star wars: semejantes from the galaxy’s edge / ilmxlab

No es una subestimación decir que ILMxLab no mantiene a los jugadores de la mano mientras que se abren camino Cuentos. Si se pierde o bien sencillamente precisa ayuda para localizar su próximo waypoint, su Datagrip de muñeca va a hacer flotar un puntero holográfico que señala la dirección requerida, o bien puede zambullirse en su menú de pausa para conseguir más información sobre la misión.

Pero una gran parte de la manera en que interaccionas y aprendes a dominar tu sistema de menús, la bolsa de inventario para llevar en el cuerpo, los droides recónditos, la navegación del jugador, los blásters e inclusive el sable de luz es producto de prueba y (feliz) fallo. Los mecánicos frecuentemente se introducen de manera rápida sin administrar un espacio de juego seguro y bien desarrollado para asistirlo a familiarizarse. Si Cuentos carece de algo, es un nivel tutorial bien pensado y meridianamente explicado. La escena inicial en el carguero de carga no es suficiente. Por tanto, tenga presente que puede localizar breves instantes de frustración al manejar torpemente sus controles.

Caso en cuestión: a lo largo de un febril instante de combate, alcancé mi desintegrador montado en la cintura y en su sitio sujeté la herramienta de todo el kit para solucionar acertijos que estaba en la configuración «eléctrica», una de 3, conjuntamente con una llave dinamométrica y Opción de cortador de fusión. Esto mandó una onda de choque cara mi droide recóndito estropeado … que tuvo el efecto absolutamente involuntario (y también incomprensible) de repararlo. En ningún instante a lo largo de Cuentos ¿Está esto explicado para el jugador?

Hablando de blásters, recorrerás muchos de ellos mientras que luchas en la campaña de prácticamente 6 horas (eso es con misiones secundarias tomadas en cuenta, si bien tu tiempo de juego total puede cambiar). Hay 4 blásters libres en suma y todos tienen un empleo limitado; ciertos aun requieren ventilación manual para eludir el sobrecalentamiento. A Dios gracias, puedes tirarlos conforme el indicador de color se aproxima al colorado y recoger blásteres totalmente cargados (con indicadores verdes) lanzados por los oponentes caídos. No hay duda de que ILMxLab diseñó los blásters de esta forma para añadir un factor de tensión y suspenso a la jugabilidad, mas hubiese preferido retener una pluralidad de potencia de fuego y sencillamente buscar «munición». (No estoy segurísimo de de qué forma funcionaría la munición con un bláster, ¡mas no es mi trabajo descubrirlo!)

Harás muchas explosiones mientras exploras Batuu.

Harás muchas explotes mientras que exploras Batuu.

Sin embargo, clavar adecuadamente a un malo de Guavia con cualquiera de tus blásters requiere un tanto de paciencia, en tanto que es algo bastante difícil apuntar con precisión. Aun cuando cierre un ojo y también intente disparar mediante la mira, va a deber efectuar pequeños ajustes de altura. Esta es un área en la que una alternativa de bloqueo o bien actualización habría sido clave (y otra razón por la que lanzarás droides recónditos al campo de batalla abierto).

Cuentos asimismo da a los jugadores un aerodeslizador, cuya introducción te anegará inmediatamente con el deleite y las fabulosas nociones de la itinerancia libre en el cielo. Mas permíteme reventarte ese globo de emoción ya. El aerodeslizador solo sirve para una cosa: aumenta la altura de tu jugador en uno o bien 2 niveles a fin de que puedas teletransportarte a una plataforma o bien saliente más alto; no va a volar alrededor del mapa. Para mí, esto se resalta como un enorme desatiendo por la parte de ILMxLab. Sí, darle al jugador la capacidad de volar, si bien sea provisionalmente, por el mapa reduciría la complejidad del combate, dándote una ventaja injusta. Mas ahí es donde los droides buscadores web de oponentes y serpientes entran en juego para nivelar el campo de juego, o bien eso es lo que piensas.

La fuerza de sujetar o bien tirar, la capacidad de destacar un objeto o bien arma distante con la mano extendida y atraerlo «mágicamente» cara ti presionando los gatillos de los controladores táctiles, es otra mecánica que falta en la experiencia, mas que se ha transformado en algo estándar en otros títulos AAA VR como Valve Half Life: Alyx (¡hola «guantes de agarre»!). Rompí mis manos en mi alfombra más de dos veces en un intento agobiado y en pavor por levantar un bláster próximo «generalmente».

Es una resolución de diseño (o bien omisión, más bien) que debo aceptar que brota de la necesidad de distinguir quién puede manejar la «Fuerza», que es un rasgo Jedi y no algo que tendría un técnico de reparación de droides anónimo y humilde.

Esta es la herramienta integral.  Ahora mismo, está configurado para "freír."

Esta es la herramienta integral. Ahora, está configurado para «freír».

Curiosamente, ciertos de mis instantes preferidos en Cuentos implicó recorrer el ambiente utilizando el aerodeslizador para localizar los coleccionables precisos para las misiones secundarias, como emplear la herramienta del kit para desbloquear cajas y sus escondites de armas. Atribuyo esto a 2 cosas: el deseo de exploración y la retroalimentación háptica que se activa cuando se utiliza la herramienta todo-kit, respectivamente. Sí, ciertos de esos «rompecabezas» de todos y cada uno de los kits son un tanto ligeros (y obtusos), y me hubiese encantado emplear su configuración de fusión en ciertos malos, mas freír metal jamás parecía avejentar para mí.

Gráficamente, la magia que ILMxLab pudo realizar con Cuentos usar el conjunto de chips móvil limitado de la plataforma Quest y no la fuerza salvaje de una plataforma de computador dedicada no es una proeza pequeña. Cuentos se siente adecuadamente grande para lo que es y sus personajes cobran vida con detalles sorprendentes y claridad visual. Pasé más de unos minutos maravillándome con las animaciones de Seezelslak y los reflejos metálicos en el cuerpo de C-3PO mientras que me recordaba a mí que esto era posible con un visor de realidad virtual independiente. Aunque es verdad que la mayor parte de los modelos y ambientes de oponentes emplean una cantidad repetida de texturas y modelos, hay suficiente alteración a fin de que el planeta no parezca demasiado igual. Mas probablemente estés demasiado ocupado disparando para verdaderamente darte cuenta. La aparición de gráficos asimismo se genera de forma ocasional, mas, nuevamente, apenas te vas a dar cuenta ni te va a importar demasiado; no tiene un impacto negativo en el juego.

Simplemente tener una charla informal con C-3PO y Mubo como se hace.

Simplemente tener una charla informal con C-3PO y Mubo como se hace.

Como Cuentos es una experiencia de realidad virtual, es esencial tener en consideración que hay una pluralidad de configuraciones de comodidad para jugadores de todo género. Puede seleccionar moverse por el planeta a través del teletransporte o bien la locomoción suave (si bien aun esta última opción todavía requiere instancias de teletransporte) y establecer su movimiento de giro preferido. Opté por un movimiento suave en tanto que no soy extraño a la realidad virtual, con lo que la enfermedad asociada que viene con tirar de uno veloz en su sistema vestibular (o sea, su oído interno) ya no es un inconveniente para mí. Si asimismo quiere ir por ese camino, tenga presente que posiblemente primero necesite conseguir sus «piernas de realidad virtual», como se llaman, conque juegue en sesiones cortas y deténgase si se siente un tanto mareado. Te ajustarás de manera rápida en escaso tiempo.

Como beneficio auxiliar por llenar la campaña primordial y recoger múltiples ingredientes para una bebida en Seezelslak’s Cantina, vas a ser transportado a la parte «Cuentos» de la experiencia para jugar «Templo de las tinieblas» como Ady Sun’Zee, un Jedi Padawan. Esta es una breve aventura episódica, independiente, afín a Vader inmortal, y uno para el que hay expansiones planeadas en algún instante en dos mil veintiuno. Es acá donde vas a poder asir el sable de luz, interaccionar con el Profesor Yoda (expresado nada menos que por el OG, Frank Oz), recoger más curiosidades de Stars La historia de las guerras y halla el único caso de retraso en toda la experiencia.

Este pequeño tipo verde no necesita presentación.

Este pequeño tipo verde no precisa presentación.

Imagen: captura / star wars: semejantes from the galaxy’s edge / ilmxlab

«Temple of Darkness» es buena coda para Cuentos por lo general, si bien desearía que fuera un poco más largo que su tiempo de reproducción de quince minutos. Sencillamente no hay nada como lanzar un sable de luz como un boomerang mortal y orientado y recortar demlins corruptos en la obscuridad próxima.



Deja un comentario